Consultores oftalmológicos

Afecciones

Enfermedades comúnmente atendidas.

Rehabilitación parálisis facial

Definición

La parálisis facial produce una incapacidad para contraer los músculos de la mitad afectada de la cara. La imposibilidad de cerrar el ojo en forma completa trae aparejado el peligro de desecación de la córnea, queratitis o úlceras, y hasta infecciones que pueden afectar en forma definitiva la visión.

Síntomas

Los síntomas son perceptibles fácilmente y consisten en que quien padece la parálisis no puede cerrar sus ojos o su boca, a pesar de su deseo de hacerlo.

Causas

La más frecuente de las parálisis, la de Bell, se cree que tiene un origen viral. Y, habitualmente, quien la padece recupera la función en forma completa. Otras causas de parálisis facial que pueden no recuperarse son las ocasionadas por cirugías de tumores cerebrales y los traumatismos o golpes.

Tratamiento

Existe una amplia variedad de opciones según los distintos casos. Ellas van desde la utilización de pomadas y gotas lubricantes hasta el implante de una pesa de oro y la cirugía.

• Pomadas y gotas lubricantes
• Implante de una pesa de oro
• Cirugía de cejas
• Cirugía de las asimetrías faciales

Pomadas y gotas lubricantes
En aquellos pacientes en quienes se espera una recuperación rápida de su parálisis, se utilizan pomadas y gotas lubricantes.Puede ocluirse el ojo por la noche para dormir, o utilizar la llamada “cámara húmeda”, dispositivo que mantiene la humedad de la córnea aún cuando el ojo no cierre en forma completa.


Implante de una pesa de oro
Las personas afectadas que no recuperan la función del nervio facial, tienen posibilidad de recurrir a distintos procedimientos destinados a mejorar su situación. Uno de los más utilizados es el implante de una pesa de oro en el párpado superior. Esto se basa en que el párpado presenta un músculo que lo abre y otro que lo cierra.

Estos músculos tienen distintos nervios que los gobiernan, y en la parálisis facial únicamente está afectado el cierre pero no la apertura del párpado.Es por eso,que antes de esta cirugía se adhiere una pesa de prueba a la piel del párpado, para determinar qué cantidad de peso es apropiada para cada paciente, de tal manera que pueda abrir su ojo con normalidad y cerrarlo con la ayuda de la pesa. No siempre el ojo cierra en forma completa después de la operación, pero la mejoría obtenida es muy significativa para la salud de la córnea y para la visión.

Esta operación se realiza con anestesia local en forma ambulatoria y suele combinarse con un ajuste del párpado inferior que a veces ha descendido por el mismo problema. Hemos publicado un trabajo científico en la revista Archivos de Oftalmología de Buenos Aires, donde se evaluó el resultado del implante de pesas en 34 pacientes. La operación fue exitosa en el 97% de los pacientes.

La parálisis facial puede producir un descenso de la ceja que en ocasiones entorpece la visión, lo cual es posible de corregir a través de una cirugía.

Por último, aquellas personas que tienen trastornos para beber o hablar por la caída del ángulo de la boca, es factible que se beneficien con la suspensión de ese ángulo, que lo eleva a una posición más simétrica y confortable.

Puede ocluirse el ojo por la noche para dormir, o utilizar la llamada “cámara húmeda”, dispositivo que mantiene la humedad de la córnea aún cuando el ojo no cierre en forma completa.



Especialistas

Preguntas frecuentes