Consultores oftalmológicos

Afecciones

Enfermedades comúnmente atendidas.

Cáncer de piel en párpados

Definición

El cáncer más frecuente es el denominado “carcinoma basocelular” o epitelioma. Se trata de un tumor localmente invasivo, aunque es excepcional que pueda originar una metástasis. Otro tumor de la piel de los párpados es el carcinoma escamocelular, que resulta más agresivo que el anterior.

Los melanomas excepcionalmente ocurren en los párpados y son tumores que deben tratarse en forma precoz. Una última e infrecuente variante de tumor es el carcinoma sebáceo, tumor que también conviene tratar apenas se detecta.

Síntomas

El carcinoma basocelular o epitelioma se evidencia como una lesión dura, con bordes perlados y vasos dilatados en la superficie. Además, altera la estructura normal de la piel de la zona de los párpados. Usualmente, se pierden las pestañas y puede sangrar. Característicamente este tumor no produce dolor, lo cual en ocasiones, lleva a los pacientes a pensar que se trata de una lesión sin importancia.

Esta afección tiene un crecimiento sumamente lento, a lo largo de varios meses o años, por lo que nunca resulta de urgencia. Sin embargo, si no es tratado adecuadamente, su avance progresivo puede llevar a la destrucción completa del párpado y poner en riesgo el globo ocular.
Esta afección tiene un crecimiento sumamente lento, a lo largo de varios meses o años, por lo que nunca resulta de urgencia. Sin embargo, si no es tratado adecuadamente, su avance progresivo puede llevar a la destrucción completa del párpado y poner en riesgo el globo ocular.

Causas

Al igual que otros tipos de cáncer de piel, el que se genera en los párpados puede ser producto de una excesiva exposición al sol durante la niñez, en particular en personas de piel muy clara.

Tratamiento

Antes de realizar una intervención, es recomendable confirmar el diagnóstico con un médico patólogo. Esta confirmación se realiza mediante la toma de una pequeña biopsia de la zona afectada. El patólogo examina dicha muestra y determina el diagnóstico exacto.

El tratamiento del cáncer de piel consiste en la extirpación de toda la lesión mediante la microcirugía. El método más recomendable es la técnica de Mohs, que brinda una tasa de curación del 99% en tumores primarios y preserva la mayor cantidad de tejido sano.

Esta técnica analiza microscópicamente y por completo la superficie del tumor durante la operación. Una vez extirpada la totalidad del cáncer, es necesario reconstruir el defecto que ha quedado luego de la extirpación. La técnica específica que se utiliza depende del tamaño y ubicación de ese defecto. Gracias a las modernas técnicas de microcirugía, es posible reconstruir en forma completa un párpado superior o inferior y conseguir un resultado funcional y estético muy bueno.

Especialistas

Preguntas frecuentes